lunes

Encuentran Hombre sin Vida en Etchojoa


Etchojoa.- Una persona del sexo masculino fue encontrada sin vida, alrededor de las 07:00 horas de ayer, en el interior del canal encementado que se encuentra al Oeste de la comunidad de San Pedro Viejo, a 50 metros de la carretera. Agentes de la Policía Estatal Investigadora indagan sobre estos hechos.

El hoy fallecido fue identificado con el nombre de Lucio Colunga Valenzuela, de 37 años de edad, quien tenía su domicilio en la comisaría de San Pedro, perteneciente al municipio de Etchojoa.

La víctima fue encontrada en el interior del mencionado canal y a simple vista se le apreciaba una herida cortante en la región frontal y otra en la palma de la mano derecha, así como un golpe en la región occipital. Siendo la causa del deceso traumatismo craneoencefálico severo.

De los hechos dio fe el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, quien ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo para realizar las diligencias de ley.

Consignan a Director y a Elemento de la Policía Municipal de Nacozari

 *Cornelio Miranda Nava y José Ramón López Domínguez, dieron muerte a un ciudadano que huía después de haber participado en un accidente de tránsito, durante una persecución.

Hermosillo.- La Procuraduría General de Justicia del Estado puso a disposición de un Juez Penal al Director de la Policía Municipal de Nacozari de García, Cornelio Miranda Nava, de 42 años de edad, y a un elemento de la misma corporación de nombre José Ramón López Domínguez, de 38 años de edad,  como presuntos responsables de haber privado de la vida a un ciudadano que huía después de haber participado en un accidente de tránsito.

 En rueda de prensa, Carlos Navarro Sugich, Procurador de Justica en Sonora, informó que los funcionarios públicos, dieron muerte a Armando Olegario Villareal González de 32 años de edad, al disparar en su contra durante una persecución que iniciaron para detenerlo, luego del crimen, intentaron ocultar las pruebas.

Las indagatorias iniciaron el pasado jueves 30 de mayo, después de que Miranda Nava reportara el fallecimiento de Villareal González, a consecuencia de las lesiones que sufrió por una volcadura, sin embargo, al realizar la autopsia de ley, encontraron que la verdadera causa de muerte fue una herida provocada por un impacto de arma de fuego.  Cabe mencionar que en los exámenes toxicológicos, el hoy fallecido dio positivo a la alcoholemia.

“Aprovecho la ocasión para suplicarle, exigirle, comunicarle a todos los elementos, que tengamos mucho cuidado en lo que hacemos, la gente exige mucho de nosotros, de las personas que los cuidamos y ojalá que éste muy lamentable y muy terrible acontecimiento, nos sirva de escarmiento a todas las personas que tenemos el altísimo honor de cuidar la seguridad de los sonorenses”, comentó el funcionario estatal.
Elementos de la Policía Estatal Investigadora lograron establecer que el día de los hechos, alrededor de las 16:00 horas, la Policía Municipal de Fronteras, solicitó apoyo para interceptar a un conductor que huía a bordo de un pick up, marca Dodge, Ram, color blanco, de modelo atrasado, tras haber participado en un accidente de tránsito.

Fue así que, Cornelio Miranda ordenó colocar un filtro de seguridad a la entrada de Nacozari, pero Armando Olegario logró evadirlo y se inició una persecución entre el ciudadano y los elementos, mismos que abordaban un vehículo Chevrolet, Malibu, modelo 2005, auto no oficial de la corporación.

En tanto se daba la persecución, el Director de la Policía ordenó a su elemento que disparara en contra del pick up, haciéndolo en cuatro ocasiones, provocando momentos después la volcadura del ciudadano.

El mismo director de la corporación redactó el parte informativo y obligó a los elementos a que lo firmaran, aún a sabiendas de que las cosas no sucedieron como habían sido establecidas en el informe.

No conforme con esto, el director de la Policía Municipal giró instrucciones para que removieran la defensa trasera del Dodge, Ram, y ocultar los impactos calibre 9 milímetros del arma de López Domínguez.

“Entiendo lo difícil que es nuestro oficio, pero en este caso, no encuentro ninguna justificación para echarle la mano al camarada de oficio, no encuentro ninguna justificación para no proceder con todo el rigor de la ley para castigar una conducta extraordinariamente innecesaria como la que llevaron a cabo el Director de la Policía y su elemento”, aseveró Navarro Sugich.


Ambas personas serán sujetas a un proceso penal por los delitos de homicidio calificado, contra procuración y administración de justicia, así como por falsedad de declaración judicial, encubrimiento e incumplimiento de un deber legal, alcanzando una pena máxima de hasta 50 años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...