jueves

RECIBEN REOS SACRAMENTO DE LA SAGRADA EUCARISTÍA


+.-OCHO INTERNOS DEL CERESO DE NAVOJOA RECIBIERON EL PAN DEL CIELO Y UNO DE ELLOS EL BAUTISMO


POR MARTIN ROBERTO VEGA ENCINAS

         Como niños recién nacidos en la gracia de Dios, calificó el presbítero José Juan Solórzano Medina, a ocho internos del CERESO de Navojoa que en una Eucaristía desarrollada en el aula 09 de ese reclusorio, recibieron el sacramento de la Primera Comunión, entre ellos uno recibió el sacramento del bautismo.

         El capellán y asesor espiritual de la Pastoral Penitenciaria Católica del Decanato de San Ireneo, aseguró que de ese día en adelante el bautizado era hijo de Dios, sin ningún pecado, todo se les es perdonado, desde el pecado original de nuestros padres Adán y Eva, y cualquier otro que hayan cometido en la vida.

         Durante la Eucaristía el asesor de la Pastoral Penitenciaria Católica en Navojoa, adelantó que en ocho días la Iglesia Universal celebrará la fiesta del Pentecostés, donde el señor Jesús derramará su espíritu Santo, donde reafirmará cada quien su fe católica como cristiano.

 Solorsano Medina apuntó que todo ser que no recibe ese sacramento se demuestra débil ante la fe a pesar de ser hijo de Dios, ya que nadie da lo que no tiene y nadie tiene lo que no ha recibido antes.

Luego entonces, dijo, tenemos que recibir de Dios ese gran influjo de gracias, primero en el bautismo que borra todo pecado y en la primera comunión luego de una instrucción previa por los pastoralistas externos e internos.
        
En la misa donde el equipo de canto y música “San Francisco” a cargo de Eduardo Valentín Martínez Borbón acompañó la liturgia con los cantos alusivos, Solórzano Médina recordó que ningún cristiano deberá recibir la sagrada Eucaristía estando en pecado grave.

Entre otras cosas, Solórzano Medina agradeció a los bienhechores que hicieron posible esta actividad, y a Luis Jorge Galván Godoy, director del CERESO, por las facilidades para el evento en el aula 09 y patio interior del reclusorio.

Las gracias son, dijo, por permitir durante un tiempo necesario a los pastoralistas impartir las clases e instrucción previa a estos sacramentos.

Cabe señalar que luego de la ceremonia religiosa a donde acudieron familiares y padrinos de los comulgantes y bautizado, se ofreció una comida a base de birria de puerco, que se acompañó cON sopa fría y frijoles puercos, además de bebidas gaseosas y pastel.

        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...