domingo

Sirvió a Dios la Madre Genoveva Rocha Santos

*.-AHORA DESDE EL CIELO OBSERVA SU OBRA
NAVOJOA.-Apenas en diciembre del año pasado la madre Genoveva Rocha Santos deseaba celebrar sus bodas de diamantes de vida religiosa (75 años) al servicio de Dios, y se complacía de pensar que el festejo pudiese ver sido en compañía de su familia y hermanas.
Sin embargo, seguramente el señor Jesús, esposo fiel a quien ella entregó su vida con amor desde jovencita, la encontró madura y llena de gracia para decirle “Ven esposa mía a recibir la corona que te tengo preparada desde toda la eternidad” y la llevó consigo a celebrar con alegría las Bodas Eternas, allá donde la vida no tiene ocaso, donde junto a Dios Descansa en Paz.
Expresó lo anterior la hermana María Estela Hernández Vergara, integrante de las Misioneras Hijas de la Purísima Virgen María (MHPVM), quien conoció a la venerable madre Rocha Santos y quien con gusto expresó algunos detalles de tan apreciable servidora de Dios.
“La Madre Genoveva vio su primera luz el 06 de junio de 1917, en El Dorado, Sinaloa, fue hija de un piadoso matrimonio formado por Higinio Rocha y María Santos, quienes procrearon 6 hijos, de los cuales Genoveva ocupó el quinto lugar y para quienes siempre fue “La Veva” por el cariño que le tienen”, expuso.
La religiosa de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, señaló que Rocha Santos desde niña supo del dolor, ya que su padre falleció dejándolos huérfanos a temprana edad.
“Esto sin duda forjó su temple con un espíritu enérgico y a la vez suave y paciente, ya que desde niña fue muy piadosa y cuando las hermanas llegaron a fundar un colegio en su tierra natal, tuvo oportunidad de conocerlas y sentir a través de ellas el llamado de Jesús a la vida religiosa”, participó al abundar “a los 16 años, toma la decisión de consagrarse al servicio de Dios en el seguimiento de Cristo pobre, casto y obediente, dejando así a su madre y hermanos”.
“Fue un 30 de agosto de 1934, dijo, cuando decidida, pequeña, fina, empero con alma de gigante, da el paso llena de fortaleza y en 1935 toma los hábitos con el nombre de Genoveva de la Sagrada Pasión”.
Hernández Vergara, abunda que Genoveva se entregó toda a Dios desde ese día en la congregación de las MHPVM que fundara la Venerable Madre Julia Navarrete, desde donde aprendió y trató darle consuelo a Jesús a través de todo su ser y quehacer.
“Eran el tiempo en que México rugía por la persecución religiosa, empero la madre Genoveva nunca se arredró, generosa, contra viento y marea, su ideal conquistó. Tuvo la enorme dicha de recibir directamente la formación de la venerable madre Julia quien la cimentó amorosa con ideales y doctrina. Vivió el traslado del noviciado a la ciudad de México con la madre Julia y pasó las vicisitudes que históricamente conocemos”, aseveró.
La hermana Estela, abunda que Genoveva al mismo tiempo se preparaba para su gran misión como maestra, al estudiar la carrera magisterial en el instituto Federal de Capacitación del Magisterio, así como otros estudios de Alta Cocina, cuyos conocimientos aplicó en su misma comunidad al preparar exquisitos platillos.
Recordó que la hermana realizó su apostolado en Toluca, Hermosillo, Los Mochis, Durango, Allende Coahuila, Guadalajara, Ciudad Obregón, Lerdo, Navojoa (tres veces), Gómez Palacio, Aguascalientes, Múzquiz, La Paz, Baja California, Cananea, Todos Los Santos; Baja California y Navojoa por cuarta vez.
“Fue maestra de grupo, directora de secciones y directora general y estuvo al frente de varias comunidades, no solo como directora, sino como responsable de las hermanas, velando siempre porque se cumpliera la voluntad de Dios en las casas a ella encomendada”, asentó.
Entre otras cosas, comentó que muchísimas fueron las generaciones que por sus manos pasaron y cuando los años ya no le permitieron seguir al frente de los colegios por su condición de salud precaria, siguió prodigando su años a las hermanas a través del servicios sencillos que siempre desempeño con gusto.
“Su sonrisa caracterizó su trabajo y su entrega, fue hija fiel del instituto pues se entregó a el sin reserva alguna”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...