jueves

Presidió Obispo las Exequias del Párroco García Rubio

EL OBISPO JUAN MANUEL MANCILLA SÁNCHEZ AL PRESIDIR LAS EXEQUIAS DEL SACERDOTE GARCÍA RUBIO



POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS
EL INFORMADOR DEL MAYO
Luego de que alrededor de 6 meses se le detectara una enfermedad que la ciencia médica no pudo combatir, falleció el pasado martes a las tres de la tarde, el presbítero Sergio García Rubio, quien fuera titular de la parroquia de Cristo Rey de Huatabampo, Sonora y fundador de la parroquia de San José de esta ciudad de Navojoa.
Ese día por la noche el Obispo Juan Manuel Mancilla Sánchez presidió una misa de cuerpo presente en esa parroquia, para ayer hacer lo propio a las 09:00 horas en la parroquia del Señor San José de esta ciudad y a las 12:00 horas en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en cuyos recintos sagrados también fungiera como vicario hace tiempo.
La misa ofrecida por el eterno descanso de García Rubio en la parroquia del señor San José fue presidida por el presbítero Gonzalo Rascón Murakami, donde participaron otros sacerdotes del decanato de San Ireneo a cargo del padre Sergio Martínez Enríquez, en tanto que la Eucaristía del Sagrado Corazón de Jesús fue presidida nuevamente por el Obispo Mancilla Sánchez, en cuyo servicio religiosos donde estuvieron presentes los familiares del extinto religioso, participó el presbiterado en pleno de la Diócesis de Ciudad Obregón.
DURANTE EL SAGRADO RITO ECLESIAL

En su mensaje a la feligresía que llenó el sagrado recinto, el máximo jerarca católico, participó que el padre Sergio goza ya de esa paz que dice el evangelio de San Marcos de ese día, que se recibe luego de subir a la barca, ante la tempestad y el viento se calmó.
El prelado dijo que el padre Garcia Rubio, fue llamado a subir de nuevo a la barca de Jesús, y en esta ocasión experimentar finalmente la calma del mar, las olas, vientos agitados, de la historia, del trabajo, sufrimiento, porque ahí donde está Dios, ahí hay paz.
“Donde se percibe la presencia de Cristo ahí se percibe una paz infinita, y es lo que venimos a celebrar en relación a la existencia personal de nuestro querido hermano sacerdote el padre Sergio, porque para él ya se aplacaron los vientos, se fueron las olas y nunca mas existirá la agitación de ese navegar humano y espiritual al que todos hemos sido llamados”, asentó Mancilla Sánchez, entre otras cosas.

EMOTIVA CEREMONIA PRESIDIÓ MANCILLA SÁNCHEZ

El padre García Rubio, nació en Empalme Sonora, el 09 de diciembre de 1959 y se ordenó sacerdote en la catedral de Ciudad Obregón el 07 de febrero de 1986, luego de cursar su seminario en la ciudad de Tijuana, junto a los presbíteros Sergio Alonso Ramírez y Felipe de Jesús González Iñiguez, respectivamente, titulares de las parroquias de Nuestra señora de Guadalupe y del Sagrado Corazón de Jesús.
De 1984 a 1987, fue junto con el padre Felipe de Jesús González Iñiguez, formador del seminario diocesano de Ciudad Obregón, pasando a estudiar teología a la ciudad de Roma del 87 al 89, para posteriormente pasar a ser vicario del Sagrado Corazón de Jesús junto al párroco Ignacio Pérez y Francisco Álvarez, siendo en este periodo que inició a promover la creación de la nueva parroquia del señor San José a cargo hoy del padre Gonzalo Rascón Murakami.

LOS FAMILIARES DEL SACERDOTE CARGARON EL FÉRETRO


Sus restos fueron cremado ayer por la tarde y sus cenizas depositadas en la cripta de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, donde reposarán hasta la eternidad. En las celebraciones de ayer, estuvieron presente Eduardo García Ahumada e Irma Rubio Contreras, padres del presbítero Sergio García Rubio, así como Eduardo, Raúl, Oscar, Lorena, Luis y Erica García Rubio, hermanos del extinto padre, entre otros familiares, que actualmente radican en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...