viernes

CRISIS NOS ENSEÑA A CUIDAR: OBISPO

*.-TODOS LOS AÑOS SON DE BENDICIÓN: MANCILLA SÁNCHEZ
*.-LA MANO DE DIOS SEGUIRÁ TENIENDO MUCHA CREATIVIDAD PARA SACARNOS DE NUESTROS BACHES Y ERRORES, DIJO EL OBISPO DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD OBREGÓN EN SU MENSAJE DE AÑO NUEVO A LA FELIGRESÍA DEL SUR DE SONORA

EL OBISPO JUAN MANUEL MANCILLA SÁNCHEZ EN LA ENTREVISTA CON MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS, DIRECTOR DEL DIARIO DIGITAL LA FUERZA DEL VALLE


POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS
EL INFORMADOR DEL MAYO
LA FUERZA DEL VALLE
NAVOJOA.-“Para la Iglesia católica no hay nubarrones, siempre hay esperanza y crecimiento, siempre hay bendición y por tanto, todos los años son bendición, todo lo que viene conviene y este 2009 no será la excepción”.
Afirmó el Obispo Juan Manuel Mancilla Sánchez, al dirigir a la feligresía del sur de Sonora a través de EL INFORMADOR DEL MAYO y LA FUERZA DEL VALLE su mensaje de fin de año, e inicio del 2009.
“Para la iglesia católica, dijo, la mano de Dios no se ha escondido, su generosidad no se ha terminado y Dios seguirá teniendo mucha creatividad para sacarnos de nuestros baches, de nuestros errores, de nuestros pecados, porque el Creador no tiene límites, no tiene fin y su amor hacia nosotros no se agota”.
El Obispo de la Diócesis de Ciudad Obregón, señaló que en este año que hoy inicia sin duda tendremos experiencias bonitas, “sin duda podremos seguir amando, luchando, y eso engrandece al ser humano”, aseveró.
Mancilla Sánchez, dijo que ante un pronóstico de año de crisis la Iglesia nos llama a ser reflexivos, nos ayuda a ser mas cuidadosos.
“Ese anuncio no nos debe arredrar, porque aunque se tengan caídas, muchos errores, empero ante una situación difícil, el esfuerzo se hace urgente y necesario”, asentó.
El máximo Jerarca Católico en el sur de la entidad, indicó que todos tendremos que ponernos en un estado de vigilancia extrema, en un estado de mucho cuidado en el proceder y apuntó que las festividades de fin de año e inicio del 2009, se tienen que vivir con mucha paz, alegría.
“Tenemos que ser muy obsequiosos con nuestros seres queridos, pensar muy en serio a favor de los demás, es importante que nosotros profundicemos en nuestro cariño hacia nuestros seres queridos y también que pensemos en los necesitados.
El prelado, reconoció que ver que muchas personas han perdido sus empleos y que otras no tienen las oportunidades que otros y, dijo que lo anterior nos obliga a ser compartidos y estar mas al pendiente y al cuidado de todos.
El purpurado, recordó que la Navidad fue una a alegría para la Iglesia ver a las familias unidas, ver que muchas personas vuelven a reencontrase con sus seres queridos, quienes tuvieron mas preocupación por los ancianos, enfermos.
“Muchas personas viajaron de lejos con tal de visitar a sus familiares y se notó un renacer de las actitudes cristianas, de solidaridad, en muchas familias hubo experiencias bonitas, eso es bueno porque el fortalecer las familias es lo que nos va a salvar”, participó.
Para finalizar, Mancilla Sánchez, deseo que en este año nuevo sea una nueva etapa, un periodo fecundo para los pueblos del Yaqui y Mayo, a quienes calificó de lucha y esfuerzo.
“Es digno resaltar que los pueblos Mayos y Yaquis se han hecho por si mismos, no han estado esperando ayuda indignas, siempre se han construido con su propio trabajo y sacrificio y nuestro deseo es que esa sea su tónica el 2009, nosotros venimos de debajo de un patrimonio especial de nuestros antepasados que es el sufrimiento y la lucha por la vida, por la tierra y el patrimonio familiar”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...