sábado

Buscan Investigadores de la UNISON Producción de Biocombustibles

LUIS ÁNGEL MEDINA JUÁREZ

POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS
NAVOJOA.-Investigadores de la Universidad de Sonora (Unison) trabajan en un proyecto multidisciplinario para buscar fuentes alternativas para la producción de biocombustibles, particularmente biodiesel, en cuyas alternativas no se utilicen productos para la elaboración de alimentos.
Luis Ángel Medina Juárez, coordinador del programa en Biociencias del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora (Dictus) informó que ya se iniciaron las primeras pruebas experimentales en los campos del Departamento de Agricultura y Ganadería de la máxima casa de estudios con la finalidad de ver qué plantas se adaptan mejor a las condiciones de campos en zonas áridas.
Medina Juárez indicó que las plantas que se analizan son la Jojoba, Jiatropha y algunas cucurbitáceas como la calabaza del desierto, que no se utilizan para la elaboración de aceite comestible, que es uno de los propósitos de este proyecto de investigación, mismo que se espera esté concluido en su totalidad en un periodo de tres años.
El funcionario académico indicó que ante el alza del precio del aceite, y justo porque productos como la soya se están desviando hacia la producción de biocombustibles, resulta muy importante buscar fuentes para su elaboración, sin sacrificar la producción que tradicionalmente se destina para los alimentos.
El investigador explicó que en un contexto en el que los países industrializados están promoviendo proyectos de investigación en busca de alternativas a las existentes para la producción de biocombustibles, el Departamento del Medio Ambiente y Alimentos de la Gran Bretaña en coordinación con el Instituto Nacional de Ecología de México, recientemente aprobaron el proyecto titulado: Estudios de la biodiversidad en zonas áridas para la producción de biocombustibles.
Sostuvo que en este proyecto, encabezado por Alejandro Castellanos, del Dictus, participan también investigadores del Departamento de Agricultura y Ganadería de la Universidad de Sonora, así como del Centro de Investigación en Alimentación de Desarrollo (CIAD).
El proyecto, dijo, busca que los recursos naturales de las zonas marginales en donde ya no hay posibilidades de que se utilicen para cultivos tradicionales, se puedan desarrollar plantas nativas que estén adaptadas a las condiciones áridas y que son fuente importante de aceites.
“Si estas especies no tienen un interés como alimento, estamos tratando de darle un interés industrial”, agregó.
Apuntó que en la actualidad hay gran auge por los bioenergéticos porque existe una situación de restricción en la producción del petróleo fósil y han bajado las fuentes naturales, así como los yacimientos, por lo cual se ha encarecido la fuente de los bioenergéticos.
Por ello, participó, con la utilización de los granos del maíz para la obtención de biocombustibles así como de la soya para la elaboración de biodiesel, encarecen los alimentos, tal es el caso por ejemplo, del aceite comestible en los últimos meses.
Para finalizar Medina Juárez explicó que países como Estados Unidos y Brasil se están abocando a la producción de biodiesel a partir de aceite de soya.“Empero en el caso de México no se cuenta con esa oferta de oleaginosas y resulta muy difícil desarrollar biocombustibles o biodisel a partir de esas fuentes tradicionales”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...