sábado

No se me ha hecho Justicia: Alberto García Félix


POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS
NAVOJOA.-“
No se me ha hecho justicia, sin embargo no pierdo las esperanzas de que un día Dios mueva el corazón de las autoridades y se me indemnice conforme a la ley, porque perder un ojo y haber estado a punto de perder la vida luego de recibir dos balazos al efectuar un operativo en el área de las cantinas no es cualquier cosa”.
Afirmó el ex agente de tránsito Alberto García Félix al referirse al accidente sufrido por él en el año de 1988 cuando bajo las ordenes del comandante Celaya Pino y del jefe de tránsito Baltasar Cázares Ruiz, participara en un operativo de desarme en las cantinas ubicadas en el centro de la ciudad.
García Félix recordó que en ese operativo perdió la vida el agente Abundio Bautista quien cayó sin vida en el lugar, asimismo fue herido el agente Jesús Aguilar quien años después falleció al volcar en una patrulla.
“Yo recibí dos balazos, uno calibre 25 y otro con un 38 especial super, cuyos proyectiles el primero entró en mi antebrazo con orificio de salida y el otro en el ojo derecho también con orificio de salida en la frente, cuyo proyectil destruyó mi ojo”, participó.
El ex agente de tránsito que hoy se desempeña como gestor fiscal, abundó que una vez rehabilitado continuó laborando por 4 años más en la plantilla del personal asignado a la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en cuyo tiempo estuvo solicitando a la administración municipal y al ISSSTESON su indemnización económica por la pérdida del ojo.
García Félix recordó que posteriormente expuso ante las siguientes administraciones municipales su caso sin obtener ningún resultado y dijo que así lo ha hecho hasta la fecha.
“Al inicio de la actual administración a cargo del profesor Onésimo Mariscales Delgadillo (oficial Mayor de la administración de Arturo León Lerma de ese 1988) el regidor Juan Manuel Escalante Torres me ayudo a exponer el caso en cabildo, empero lo calmaron al decirle que no se puede hacer nada”, lamentó.
Para finalizar García Félix hizo un llamado a la Comisión de Derechos Humanos, a las actuales autoridades y a la sociedad en general para que su caso sea atendido.
“Porque yo caí cumpliendo con mi deber y se me hace una injusticia que haya quedado desamparado no solo mi persona sino toda mi familia, ya que a raíz de ese accidente no pude trabajar en ninguna parte y por eso me dedico a ser gestor para sacar adelante mi casa”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...