viernes

Iniciativa para Regular Casas de Empeños

*.-LA IMPULSA FRACCIÓN PRIÍSTA DEL CONGRESO LOCAL ANTE LA CRECIENTE POSIBILIDAD DE QUE ESOS NEGOCIOS SEAN UTILIZADAS PARA LA VENTA DE ARTÍCULOS ROBADOS, CONFIRMA EL DIPUTADO GUILLERMO PEÑA ENRÍQUEZ


POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS
NAVOJOA.-Ante la creciente posibilidad de que las casas de empeño sean utilizadas para la venta de artículos robados, los diputados del PRI, impulsarán una iniciativa de Ley que determine las bases de operación de estos negocios, con la cual se busca contrarrestar abusos y prácticas de usura.
Al dar a conocer lo anterior en un comunicado, el diputado local Guillermo Peña Enríquez mencionó que con el compromiso de trabajar en respuestas concretas que beneficien a la ciudadanía, es necesario legislar en la materia, “dado el crecimiento acelerado de estos negocios que funcionan sin supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, de la Secretaría de Economía Federal y de cualquier autoridad gubernamental”.
El diputado local por Álamos Y Navojoa, señaló que a partir de la aprobación de esta ley, toda persona física o moral que se dedique a la celebración de contratos de mutuo con interés y contratos de préstamo sobre prenda, y aspire a operar una casa de empeño, deberá obtener permiso expedido por el Ejecutivo del Estado, por conducto de la Secretaría de Hacienda, independientemente de las obligaciones que otras leyes o reglamentos les impongan.
Peña Enríquez abundó que parte primordial de esta propuesta es la integración de un contrato que deberá firmarse al momento de entregar en prenda un bien, de manera clara y sencilla, entre otros aspectos, la información relativa a la descripción del bien entregado como prenda.
Destacó que será obligatorio anexar al contrato citado, la información de la factura que ampare la propiedad del bien entregado en prenda o la declaración bajo protesta de decir verdad de que se es propietario del bien.
Reflexionó que la falta de regulación de estos establecimientos ha desembocado en un problema de seguridad pública, ya que ante la falta de supervisión gubernamental se ha vuelto una práctica recurrente por parte de delincuentes acudir a estos establecimientos a “empeñar” los objetos que provienen de actividades ilícitas.
Principalmente, abundó, del robo en todas sus modalidades, ya que ésta opción representa una oportunidad relativamente fácil y rápida para obtener recursos de forma segura e inmediata sin que el prestador del servicio les solicite información alguna sobre el origen de las mercancías.
Apuntó que de igual forma, la iniciativa establece, la obligación para los permisionarios de este tipo de establecimientos de llevar un registro pormenorizado de todos los bienes que reciben como garantía de sus préstamos y remitirlo mensualmente a la autoridad gubernamental, para el efecto de corroborar que todos aquellos bienes que hayan sido otorgados en prenda no hayan sido obtenidos de manera ilícita.
En cuanto al beneficio de la economía de las clases más desprotegidas y para evitar que se continúen aprovechando de la extrema necesidad de las personas cobrando tasas de interés que rebasan por mucho el estándar comercial, o exigiendo prendas que exceden en demasía, en la mayoría de los casos, el valor de la deuda y de los intereses, la propuesta propone establece en ésta que la tasa de interés a cobrar, no podrá ser mayor del 80 por ciento anual.
Con estas medidas, comentó, las casas de empeño continuarán siendo un negocio, empero se evitará que, en aras de un discurso mercantilista, los ciudadanos sean objetos, en la práctica, de un robo disfrazado permitido por la actual legislación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...