domingo

YAQUIS A UN PASO DE SER CAMPEONES

POR JOSE LUIS CHAIREZ VALENZUELA
MAZATLAN, SIN. -En apego a lo ya anticipado ante el nivel de fuerzas. Otra noche de heroísmos y actuaciones épicas, con Jorge Padilla colocándose en esta noche de sábado el ropaje de héroe. Rola de botes altos por parte del boricua en la parte alta de la novena entrada sirvió para que Agustín Murillo anotara desde la segunda la carrera con la cual los Yaquis de Ciudad Obregón se alzaron con el triunfo al son de 4 por 3 sobre los Venados de Mazatlán.
Padilla sacó su batazo sobre los envíos del derrotado Héctor Navarro, una rola que tomó altura antes de llegar al paracorto Héber Gómez, quien dio gran brinco sin poder atrapar la esférica, que corrió alegre hasta la estepa izquierda mientras que Murillo, embasado previamente con pasaporte y luego anotarse robo de base que fue clave, galopara sin detenerse hasta llegar a la goma.
Triunfo de la escuadra sonorense que los coloca a solamente un triunfo de alcanzar el título de la temporada 2007-2008 de la Liga Mexicana del Pacífico.
Para mañana domingo, en el crucial quinto duelo, se verán las caras Andrés Meza por los Yaquis y Pablo Ortega por los Venados.
La historia se empezó a escribir luego de que Dan Serafini y Oscar Bustillos se enfrascaron en cerrado duelo, que vino a abrirse hasta la cuarta tanda.
La primera amenaza seria del partido se dio en la parte baja de la tercera por parte de los Venados, que inició con sencillo de Edgar González y toque de sacrificio a cargo de Freddy Sandoval bueno para colocar corredor en posición de anotar.
Eric Reed tocó de sorpresa pero fue puesto out con buena jugada del segunda base Carlos Valencia, avanzando Gonzalez a la antesala pero Serafini salió del problema al dominar a Christian Quintero con rola al short.
Pero el norteamericano no pudo salir avante en la cuarta, en la cual le cayó encima la ofensiva de los porteños.
Juan Melo abrió el ataque dando de hit al prado derecho y enseguida Roberto Saucedo lo imitó con línea al izquierdo, batazo al cual atacó el patrullero Jason Botts a quien se le coló la esférica, error que permitió a Melo llegar a la registradora y a Saucedo colocarse en la tercera.
Derrick White se encargó de remitir a Saucedo al conectar imparable al prado derecho.
Todavía hubo sencillo de Miguel Ojeda pero Héber Gómez falló al intentar el toque y Edgar González fue dominado con rola al short con la que se inició la doble matanza que puso fin al inning.
Bustillos habría recorrido las primeras cuatro tandas apenas permitiendo un imparable, salido del basto de Kit Pellow hasta que en quinta los Yaquis le pudieron manchar su trabajo y si bien se acercaron en la pizarra, se quedaron cerca del empate.
Pellow abrió con sencillo, dominó a Iker Franco, Carlos Valencia disparó hit al derecho y tras que Agustín Murillo sacó rola al short que sirvió para forzar a Valencia en segunda, hubo un wildpitch que puso corredores en segunda y tercera, llenándose los senderos al cederle pase intencional a Alfredo Amézaga.
Vino entonces Jorge Padilla con rola al short que tomó Héber pero su tiró llegó apenas después que el corredor para que de esa manera Pellow anotara la primera rayita de la tribu.
Eso bastó para que saliera Bustillos del encuentro y en su lugar ingresara Mauro Nielas, quien desactivó la amenaza visitante al ponchar a Carlos Rivera.
Bustillos se fue sin decisión tras lanzar cuatro dos tercios, aceptando cuatro hits y una carrera, en jornada en la cual solamente dio una base y recetó un ponche.
Nieblas lanzó una entrada completa aceptando un hit, dejando su lugar a José Cobos
Ya con el marcador de 2 por 1, Serafini colgó ceros en la quinta y sexta pero en la séptima tuvo que cargar con el tercer registro porteño.
Héber Gómez dio sencillo y avanzó con toque de sacrificio de Edgar González. Fredy Sandoval fue dominado con elevado al short pero Eric Reed respondió al sacudir batazo de hit al izquierdo, suficiente para que Gómez se descolgara desde la segunda.
Del luego del trabajo de Cobos de una un tercio con un hit, apareció José Luis García y fue sobre sus lanzamientos que los Yaquis lograron el empate a tres, aprovechando un octavo rollo en donde Carlos Rivera abrió con sencillo al central y Botts aprovechó un envió de García para sacudir batazo por el izquierdo que fue tomando altura y dramáticamente superar la barda.
Gracias a ese batazo, Serafini se salvó del descalabro con una valiente labor de seis dos tercios, espaciando diez imparables, tres anotaciones, una base y tres ponches.
Isauro Pineda ingresó al relevo del norteamericano en la séptima y gracias al relevo de Hugo Castellanos, se salvó de un eventual derrota al salir de un grave atolladero en la parte baja de la octava.
Ahí, hubo hits ligados de Quintero y Melo para colocar corredores en las esquinas sin out. Salió Pineda y Castellanos sacó el primer out con rola de Saucedo al short que sirvió para forzar a Quintero en el jom.
Vino después White, quien llevaba 3 hits en la noche, pero lo poncharon sin tirarle, cayendo el angustioso tercer out cuando Miguel Ojeda sacó rola al short.
Llegaría entonces el sensacional desenlace de la octava.
El éxito fue para Castellanos, la derrota para navarro y el salvamento para Joakim Soria, quien se hizo cargo de la novena entrada por los ganadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...