miércoles

Pide a Dios Obispo que Jueces sean Buenos

*.-DIOS ES EL ÚNICO QUE ABRE TODAS LAS PUERTAS DIJO JUAN MANUEL MANCILLA SÁNCHEZ A LOS INTERNOS DEL CERESO LOCAL DURANTE LA MISA EN EL CERESO


POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS
NAVOJOA.-“Con dios todo es posible, con la orden y el poder de dios se abren las puertas mas difíciles y duras, que aquí se manifieste su gloria, su misericordia, su gracia y su inmensa bondad y sobre todo que derrame sus bendiciones”.
Expresó lo anterior el Obispo Juan Manuel Mancilla Sánchez, durante la Homilía en una eucaristía ofrecida en el CERESO de Tetanchopo, en cuya misa con motivo de Navidad estuvo presente el director del centro Adalberto Oros Figueroa, fue concelebrada con los presbíteros Saúl Mendoza Delgado y Charles Carpenter, respectivamente, asesores diocesano y del decanato de San Ireneo de la pastoral Penitenciaria.
EN EL AULA NUEVE
El Obispo de la diócesis de ciudad Obregón, comentó que solo Jesús es el juez perfecto, el único juez que conoce los corazones y a quien tenemos que decirle toda la verdad, “empero solo a él, porque solo él comprende, y solo él perdona y solo él tiene poder”.
El máximo Jerarca Católico, expresó que no se trata de que los jueces sean sabios, sino de que las autoridades ministeriales sean buenas y misericordiosas, “por eso vengo a pedir a Dios que los jueces de ustedes los internos de este penal, sean misericordiosos y los escuchen”, reiteró.
El prelado insistió y pidió a los internos que cuando se presenten ante sus jueces, con humildad les pidan y digan, “juez ayúdeme, soy inocente, y suplicar, suplicar y suplicar con humildad, entonces si suplicas con humildad estoy seguro que algo grande hace dios, porque con dios todo es posible, con dios nada es imposible”.
DURANTE SU MENSAJE Y BENDICIÓN

El purpurado, refirió que cuando una persona es soberbia, cuando se pone en un clima de prepotencia, de pelearse, se incrementan las apreciaciones negativas, solicitando también que contribuyan al mirarse como hermanos e hijos amados por dios.
“Por eso a ustedes mis queridos hermanos, con todo respeto yo les digo ante dios, humillémonos y también seamos humildes ante nuestros semejantes, porque con Dios todo es posible, con Dios Nada es Imposible”.
Para finalizar Mancilla Sánchez, insistió en la humildad de los presos y dijo que la persona tiene derecho a defenderse, y sobre todo de volver a los buenos caminos de la vida que son los que nos marca Dios.
EN LA FOTO DEL RECUERDO CON LOS INTERNOS

Posteriormente de la celebración religiosa, acompañado de los presbíteros Sergio Martínez Enríquez y Antonio Ernesto Robles Manzanedo, respectivamente, jefe y encargado de difusión del decanato de San Ireneo, Mancilla Sánchez hizo un recorrido y visita al aula 9 para saludar a integrantes internos de la pastoral penitenciaria, quienes acompañados de los integrantes de esa pastoral de Navojoa y Cajeme a cargo de Efraín Acosta y Carmelita Amaya de Acosta, tuvieron un convivio de fin de año, el cual fue patrocinado por las Fundaciones Guerrero y Mariscales, además de los diputados local y federal Guillermo Peña Enríquez y Gustavo Mendívil Amparan, entre otros bienhechores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...