sábado

FAOT, Acontecimiento Destacado de Latinoamérica: Arnoldo Soto Soto

*.-INAUGURA EL XXIV FESTIVAL DOCTOR ALFONSO ORTÍZ TIRADO EL SECRETARIO DE EDUCACIÓN Y CULTURA A NOMBRE DEL GOBERNADOR EDUARDO BOURS CASTELO
*.-EN EL EVENTO DONDE LA ALCALDESA RUTH ACUÑA RASCÓN ESTUVO ACOMPAÑADA DE FERNANDO TAPIA QUIJADA, TITULAR DEL INSTITUTO SONORENSE DE CUALTURA, TAMBIÈN SE ENTREGÓ RECONOCIMIENTO COMO MAESTRO SONORENSE A DON MAXIMILIANO SÁNCHEZ GARCÍA
ARNOLDO SOTO SOTO, FERNANDO TAPIA QUIJADA Y RUTH ACUÑA

POR MARTÍN ROBERTO VEGA ENCINAS

ALAMOS.-El secretario de Educación y Cultura, Arnoldo Soto Soto, inauguró el festival Alfonso Ortiz Tirado, en el Palacio Municipal de Álamos, quien fue acompañado de la alcaldesa, Ruth Concepción Acuña Razcón, y Fernando Tapia Grijalva, responsable directo del festival musical más importante del noroeste y uno de los más destacados de Latinoamérica.
En el evento donde Don Maximiliano Sánchez García recibió el reconocimiento como maestro sonorense 2008; el Director del Instituto Sonorense de Cultura subrayó el hecho de que el FAOT impulse el crecimiento y desarrollo cultural de la entidad, compartiéndolos con otras culturas del mundo y apuntó que el Gobierno estatal de Eduardo Bours Castelo, apoya decididamente tal acontecimiento.
Soto Soto aseguró que la calidad de los participantes en el festival, la pluralidad y diversidad de los conciertos, exposiciones, foros, obras y talleres, entre otras cosas, ratifican dicho acontecimiento como el mas destacado de Latinoamérica.
“Al cual se suman este año, dijo, 9 municipios sedes, logran este impacto nacional (se suma Oaxaca) e internacional convocando lo mejor de la cultura, las artes y el canto, recibiendo con los brazos abiertos a miles de mexicanos y extranjeros quienes disfrutan de la amistad y artes de esta hermosa región que se proyecta al mundo”.
Ruth Acuña por su parte, agradeció el apoyo del gobierno estatal y de los municipios sedes y dijo que la ciudadanía alamense se engalanaba una vez mas por este acontecimiento “que es de todos”.
En la noche de gala brilló el joven tenor David Lomelí ejecutó “Una lágrima
furtiva” de Donizetti; en tanto que en las afueras las mojigangas, la estudiantina y el taka-taka pulían el adoquín de la ciudad más antigua de Sonora, convocaban pueblo a la diversión sana y plena.
En los portales de la Alameda, un trío norteño contaba y cantaba historias de desamor y narcotráfico, con un coro de etílicos intérpretes, el falsete aterciopelado de este tenor lleno de reconocimientos en “Il Duca d’Alba”, en tanto que los merolicos anunciaban su mercancía en la plaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTIN URIETA

Loading...